La foto de una niña de 5 años llorando al reconocer a su perro perdido cocinado y expuesto para la venta en una tienda en Vietnam está dando