Existe un lugar en toda la casa donde podemos sentirnos completamente privados, que al cerrar la puerta es como si pasáramos a otro nivel donde todo lo que